miércoles, 24 de abril de 2013

El interior del depósito

Bueno, después de un parón bastante largo, he retomado las tareas de restauración de la Impala. Mi idea es tenerla para este verano, aunque cada vez lo veo menos claro, pero se intentará...


Lo primero que he retomado ha sido la reparación del interior del depósito, que entre los años y el tiempo que ha estado sin gasolina, había ido empeorando su estado, y el óxido se había ido multiplicando en su interior. El tema del óxido es importante porque por un lado el óxido se va hacia el carburador y obstruye los conductos del mismo, lo que se traduce en una mala carburación (esto aunque tengamos filtro de gasolina). Por otro lado, va causando la corrosión de la chapa del depósito, y acaba generando poros en el mismo, lo que provocará fugas del depósito y hará aparecer burbujas en la pintura de nuestro depósito recién restaurado!

Inicialmente, mi idea era quitar yo mismo el óxido con los sistemas tradicionales que se cuentan por Internet, como enjuagar el interior del depósito con salfumant y sosa cáustica, aceite y gasolina, vinagre, Coca Cola o otros ácidos mezclados con piezas metálicas, etc. Y posteriormente aplicar algun tratamiento interior como Tankerite. Personalmente, estos sistemas de eliminación del óxido, no me terminan de convencer, porque mucha gente se queja que el óxido vuelve a hacer acto de presencia de forma casi immediata, cuando se está terminando de secar el interior (antes de poder aplicar la capa protectora). Personalmente, y sin haberlo probado nunca, me da la sensación de que son metodos que no aseguran la eliminación al 100% del óxido...

Chorreando el interior del depósito

Tiempo atrás, cuando chorrée la base del asiento, hablando con Josep María de la empresa J. Clapé, me estubo enseñando la técnica que usan ellos para quitar el óxido de los interiores de depósitos. Lo hacen chorreando el interior del depósito con unos cabezales multidireccionales, revisando el resultado con una microcámara por el interior, asegurarándose que no se dejan ningún recodo por arenar. Cuando han hecho esto, comprueban y tapan los posibles poros que pueda tener el depósito. Y ya posteriormente pasan a aplicar el tratamiento que recubre todo el interior del depósito con una capa de resina para evitar que nada se pueda volver a oxidar.

Así que nada, decidí llevarles el depósito y provar a ver qué tal el sistema... Los resultados a la vista son buenos, ahora solo falta que aguante con el paso del tiempo (que esperamos que sí...).  Aquí una foto que le he hecho al interior, donde más o menos se aprecia la capa de epoxi:



A tener en cuenta...

En contrapartida a todo esto, una cosa que creo importante tener en cuenta sobre los recubrimientos  interiores del depósito.
Mientras no haya golpes al depósito no habrá problemas, pero si le damos un golpe y lo abollamos, es posible que esta capa interior de resina, al no ser flexible, se nos agriete, posibilitando de nuevo el proceso de oxidación ya que la gasolina y el aire volveran a entrar en contacto con la chapa del depósito.
En función del uso que se le dé a la moto, esto puede ser importante o no... Por ejemplo, no es lo mismo una moto de carretera para ir esporadicamente de paseo y sin prisas (como será mi caso), que una moto de trial para hacer el cabra, que posiblemente cada dos por tres estará por los suelos...
Así que depende del caso, nos puede interesar o no el tema del recubrimiento interior.

Y acabamos con un vídeo...


Como curiosidad, os dejo el enlace a un vídeo que he visto en el canal de Youtube de Clapé Classics, en que se ilustra un poco la restauración de un depósito, justamente de una Montesa Impala (y no es el mío! hehe):



5 comentarios:

  1. Tiene un aspecto excelente. ¿Se puede preguntar precio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián, gracias por pasarte.
      Por lo que preguntas, ningún problema... El total, contando el chorreado por dentro y por fuera, el tratamiento epoxi interior y la capa de imprimación del exterior, fueron 120.
      Imagino que habrá quién lo encontrará caro y otros que lo verán bien. Yo como no lo veo desproporcionado y he quedado satisfecho con el resultado, pues por mi perfecto! hehe.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. No parece un mal precio. Tiene muy muy buena pinta, la verdad.

    Ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy en el mismo caso que comentas. Me he topado con el interior del depósito. En su dia, le hice el tratamiento con limpidores, pasivantes de oxido y por ultimo una resina de exposi.
    El resultado es que ahora que pensaba pintarlo, me encuentro con que la resina se ha desprendido en cientos de trozos, y el interior ademas de seguir estando oxidado, ahora tiene trozos de resina seca.
    El precio del tratamiento no es barato. 120 euros son 120 euros.... Pero si dejan el depósito en perfectas condiciones para pintarlo con la tranquilidad de que la pintura aguantará sin burbujas lo veo bien.
    Por cierto, muy buen blog. Gracias a tu comentario me he animado a continuar mostrando mis avances.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran! Gracias por pasarte.
      Pues es lo que dices, a lo mejor no es barato, pero te aseguras unos buenos resultados y evitas tener problemas en el futuro... Imagínate lo que te ha pasado, si no te hubieras dado cuenta hasta después de haberlo pintado, y hubieras tenido que empezar de nuevo...
      Me alegro que sigas escribiendo tus avances en tu blog bsa-c15.blogspot.com.es, está muy bien! Ya me he suscrito al RSS para estar al día de las novedades! jeje
      Un saludo!

      Eliminar