sábado, 21 de diciembre de 2013

Motor repasado y a punto

Con el motor no la quería liar demasiado... ya son palabras mayores y quise que lo revisara alguien que supiera lo que hacía, y que pudiera determinar lo que estaba en condiciones, y lo que había que sustituir.
Motor de camino al hospital...
Aunque es de mecánica sencilla comparado con motores más modernos, si uno no tiene experiencia o no tiene demasiados conocimientos, es fácil que se le pasen cosas por alto o cometa errores tontos que más adelante puedan salir caros. Así que preferí ir sobre seguro y llevarlo a alguien que me diera garantías que el resultado final sería bueno y sobretodo fiable. Así que el motor pasó por una revisión a fondo by Esteve.

Básicamente lo que se le ha hecho, a parte de un desmontaje completo y una limpieza a fondo, ha sido cambiar el piñón, que estaba muy gastado, y todos los retenes y rodamientos, puesta a punto del encendido, chispa comprobada y poner nuevas juntas y aceites.
Piñón que llevaba montado, bastante gastado...

Al repasarlo, se vio que no hacia falta sustituir la biela porque no tenía nada de juego, así que me he ahorrado tener que cambiarla. Imagino que se cambiaría un tiempo atrás por el antiguo propietario. También se ha mantenido el pistón (el día que se quiera cambiar, no es necesario abrir el motor), así como todo el conjunto del embrague, ya que estaba en (relativas) buenas condiciones.

Volante magnético Femsa, con dos salidas
El volante magnético magnético, por ahora mantengo el que llevaba la moto. No es su original, es un Femsa de dos bobinas. Una de ellas alimenta a la bobina de alta, y la otra es la que suministra la electricidad para las luces de la moto. En este serie de Impala, del plato magnético original salían dos cables para la alimentación de las luces. Uno para el circuito de alta intensidad, y otro con menos intensidad. Más adelante los nuevos encendidos incorporaban una tercera salida, para alimentar el circuito de la luz de frenado. Nosotros tenemos uno con el que lo alimentaremos todo. Por ahora, mientras este funcione bien, iremos tirando. A la que empiece a dar problemas, ya iremos pensando en darle el retiro...

Como curiosidad, me comentó Esteve que los discos de embrague que lleva montados esta moto, pertenecen a una serie bastante inicial de la moto, que carecían de la ranura donde poder fijar los muelles para juntar los discos y poder evitar el ruido que hacen al vibrar, sobretodo cuando está la moto al ralentí.

Llegados a este punto, tenemos el motor puesto a punto, el resto de piezas reparadas de chapa y pintadas, por lo que el próximo paso será ya el inicio del montaje de la moto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario